Imprimir

Internet y la divulgación científica. El papel de los autores científico-técnicos

Introducción/Presentación:
Los autores científico-técnicos nos esforzamos por hacer llegar al lector aquellas materias científicas o técnicas con la intención fundamental de que el lector asimile lo que necesita, con una dificultad y tiempo mínimos y, si es posible, que lo haga de una forma amena.
Sin ánimo de profundizar sobre este asunto, desde un punto de vista general, un libro de divulgación debería cumplir ciertos requisitos:
· Que consista en un conjunto de conceptos sobre el tema en cuestión, sin desviarse en cuestiones más o menos relacionados, centrándose en aquello que el título de la obra, la contraportada y el prólogo del libro hacen esperar de él. Se trata de una obra científica y no de una novela.
· Debería recoger la información más relevante de las fuentes existentes sobre dicha materia. En cierta medida, todo libro técnico de divulgación consiste en un trabajo de selección, recapitulación y reestructuración de obras anteriores, con mayor o menor grado de incorporación de nuevos conceptos o ideas por parte del autor. No se trata de ponerlo todo, ni de poner un poco de aquí y un poco de allá, sino de poner lo más importante de la forma más ordenada posible.
· El libro debe permitir una mayor profundización en el tema en cuestión, fundamentalmente gracias al uso constante de referencias y a la inclusión de bibliografía.
· Sería necesaria la revisión periódica del mismo para mantener el libro actualizado en posteriores ediciones.
·Aunque muchas veces no se tiene en cuenta, un libro técnico también debe acomodarse a la cultura y realidad del público al que va dedicado, ya no sólo en el propio contenido, como el obvio, sino en el estilo, el contexto y, evidentemente, el idioma.
Muy en relación al último punto, muchos libros técnicos actuales resultan difíciles porque se trata de traducciones de libros anglosajones generalmente muy dependientes de la realidad norteamericana: ello provoca que muchos ejemplos, referencias e incluso anécdotas sean prácticamente incomprensibles para el público hispanohablante. Desgraciadamente, pocas editoriales apuestan por la producción propia, que es, evidentemente, la que más se puede adecuar a nuestros lectores, decantándose por la traducción, mucho más rápida y económica, con la ventaja comercial de tener como referencia los meses de ventas en el país de origen.
Aun en el caso de esta deseable adecuación contextual, no se puede realizar un libro ideal para todo tipo de lector; es por todos conocido que hay que evitar los extremos, es decir, no ser demasiado crípticos, suponiendo que el lector conoce ya muchos conceptos que a nosotros nos parecen obvios, pero tampoco hay que repetirlo todo hasta la saciedad, porque si no el lector se aburrirá, resultando en libros demasiado extensos o, por el contrario, en libros en los que se ha tenido que dejar parte del temario fuera por falta de espacio. Éste es uno de los aspectos más característicos de un libro técnico o de texto, y se conoce como el problema de la adaptabilidad de públicos.
Este último problema, la adaptabilidad, junto a la dificultad de mantener actualizado un libro y el precio, son los tres “puntos flacos” de los libros técnicos que se publican actualmente. Son precisamente estos tres puntos los que mejor se consiguen superar desde Internet, con sus nuevos formatos y medios de distribución.
Ficha
Título: Internet y la divulgación científica. El papel de los autores científico-técnicos
Autor: José Hernández Orallo
Número de la revista: 002
Año de publicación: 1996
Número de páginas: 10
Formato: pdf
Tamaño: 78.52 KB
Categoría: Internet
Idioma: Español
Licencia: ACTA

Volver

Artículo patrocinado por:

NOTA: la visualización o la descarga del documento implica la aceptación de los términos y condiciones de uso de este espacio web (ver Aviso legal y Política de privacidad y de cookies).

USO DE COOKIES

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas pueden ser esenciales para su funcionamiento, mientras que otras solo nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario. Puede decidir por sí mismo si quiere permitir el uso de las cookies. Pero tenga en cuenta que si las rechaza quizá no consiga utilizar todas las funcionalidades del sitio web.

Al seguir navegando por este sitio web, acepta nuestra Política de privacidad y de cookies y su Aviso legal (haga clic en ellos para ver más información).