Ramón y Cajal, Santiago

(Histólogo español, 1852-1934)

La verdad es el ácido más corrosivo, que salpica siempre al que la maneja