Estimados socios y socias:

En la nota de prensa emitida el 18 de octubre por la plataforma Seguir Creando en Digital, de la que forma parte ACTA, y en la carta remitida al ministro de Cultura, Miquel Iceta, las 45 asociaciones de autores (escritores, traductores, periodistas, guionistas, etc. ) que conforman la plataforma, se trasmitía la importancia de la gestión colectiva obligatoria de los derechos de los autores en el ámbito digital como única forma de que respetasen los derechos de los autores, y solicitábamos que se tuviese en cuenta en la transposición de la Directiva sobre derechos de autor en el Mercado Único Digital. Podéis leer completa la nota de prensa en nuestra página web Nueva nota de prensa de «Seguir creando en digital» (acta.es).

También le pedíamos al Ministro que se nos facilitase el borrador de la transposición (como a otros colectivos, por ejemplo, los editores) para poder presentar sugerencias, y enmiendas para proteger los intereses de los creadores, pero no se han tenido en cuenta ninguna de nuestras peticiones. Parece mentira que un gobierno socialdemócrata deje desprotegido al más débil, al autor, pero el Real Decreto con el que han aprobado la transposición lo pone de manifiesto.

Y, encima, se pueden leer artículos, como, por ejemplo, uno de El País (ver el artículo), que apoyan la transposición y hasta se permiten afirmar -cito textualmente-: «[…] pero, sobre todo, ha puesto el acento en reforzar los derechos de los medios y sus autores», lo cual es absolutamente falso porque únicamente garantiza los derechos de los medios, en absoluto los de los autores.

La Junta Directiva de ACTA agradecerá a todos los socios que tengan acceso a medios de comunicación impresos o digitales que difundan que la transposición de la Directiva sobre derechos de autor en el Mercado Único Digital no ha tenido en cuenta los derechos de los autores, a pesar de que «sin los autores no hay contenidos». La transposición ha abierto la puerta a que los grandes medios negocien, sin transparencia alguna, con las tecnológicas. La única forma de que se respeten los derechos de los autores en el ámbito digital es a través de la gestión colectiva obligatoria, como ya ocurre en Alemania. No parece que España haya aprendido mucho de los errores de otros países, como dice el artículo del País, cuando ha decidido seguir los pasos del modelo Francés que, a estas alturas, está claro que es opaco e ineficaz.

Muchas gracias por vuestra colaboración.

María Teresa Gómez-Mascaraque,
Secretaria general de ACTA

P.D.: agradeceremos que nos enviéis los enlaces a los artículos u opiniones que sobre este tema podáis publicar a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

USO DE COOKIES

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas pueden ser esenciales para su funcionamiento, mientras que otras solo nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario. Puede decidir por sí mismo si quiere permitir el uso de las cookies. Pero tenga en cuenta que si las rechaza quizá no consiga utilizar todas las funcionalidades del sitio web.

Al seguir navegando por este sitio web, acepta nuestra Política de privacidad y de cookies y su Aviso legal (haga clic en ellos para ver más información).