Dominios (5)

Elección de nombre de dominio

Después de leer los documentos anteriores, ya sabemos lo suficiente sobre los dominios como para decidirnos a registrar uno que nos permita fijar nuestra identidad en Internet.

Búsqueda de dominiosDecidir un nombre de dominio es fácil, el problema está en que es casi seguro que, después de elegir un nombre de dominio que nos guste, al intentar registrarlo, comprobaremos que ya está registrado por otra persona o entidad, lo que nos obliga a seguir buscando otros nombres hasta dar con uno que nos interese y esté libre. Este proceso, a veces se complica mucho por lo que hay que actuar de forma organizada.

Así que lo primero que hay que hacer es coger papel y lápiz para apuntar los nombres que más nos gusten, después hay que entrar en alguna página web que nos permita comprobar si nuestros nombres ya están cogidos, e ir marcando los que están disponibles para poder decidir entre ellos.

La mayoría de las páginas web de los registradores de dominios disponen de una casilla de búsqueda de nombres de dominio donde podemos teclear el nombre que nos gustaría tener. Después de pulsar sobre el botón de búsqueda, se suele mostrar un listado con el nombre de dominio elegido y las extensiones con las que trabaja ese registrador, indicando las que están disponibles para registrar y las que no.

En el ejemplo de la primera figura hemos buscado el nombre de dominio "amigotes" y vemos que podríamos registrar "amigotes.net", "amigotes.name" y "amigotes.biz", pero no podríamos registrar los otros dominios que están ocupados.

DomainTyperTambién es normal ver la palabra WHOIS (Who is, o quién es) junto a los dominios ocupados. Pulsando sobre ella, podremos ver quién tiene registrado ese dominio en particular, lo que normalmente no es nada útil, salvo que seamos una empresa y alguien haya utilizado nuestros derechos de copyright.

Algunas páginas web disponen de una herramienta que, cuando el nombre de dominio tecleado aparece como ya registrado, nos sugiere otros dominios relacionados con la palabra del dominio. Un ejemplo de herramienta útil para buscar nombres de dominio es DomainTyper, donde, según vamos tecleando los caracteres nos va mostrando de forma inmediata la disponibilidad de los TLD correspondientes al nombre tecleado (en verde) y los ocupados (en rojo), además de las sugerencias sobre nombres de dominio parecidos (ver la segunda figura).

Los consejos más seguidos por la mayoría en el momento de decidir un nombre de dominio son:

  • tener en cuenta la marca, el nombre o la actividad.
  • que sea fácil de recordar.
  • elegir nombres cortos.
  • buscar nombres descriptivos.
  • evitar el uso de guiones.
  • evitar los caracteres especiales (ñ, ü, á, é, í, ó, ú, etc.).
  • no usar iniciales.

Otra de las decisiones que debemos tomar para registrar un nombre de dominio es la extensión, terminación o TLD más adecuada a nuestro caso.

Si nuestro dominio va a tener un carácter local, seguramente es más adecuado decidirnos por la TLD de nuestro país (en España "es", "com.es", "org.es", "name.es" o "edu.es"), pero no siempre es así, así que vamos a dar algunos consejos sobre las extensiones genéricas:

  • com, para empresas y entidades comerciales.
  • net, para entidades que tienen infraestructura de red.
  • org, para organizaciones sin ánimo de lucro.
  • name, para nombres de personas.
  • biz, para empresas y entidades de negocios.
  • info, para entidades de información.
  • eu, para el ámbito europeo.
  • pro, para nombres de profesiones.
  • coop, para cooperativas.
  • travel, para empresas de viajes.
  • edu, para centros educativos.
  • mobi, para servicios de teléfonos y aparatos móviles.

Las normas de sintaxis que fija ES-NIC para los caracteres permitidos son:

  • Los pertenecientes al alfabeto español: de la a a la z
  • Los dígitos: del 0 al 9
  • El guión: - (no puede ser ni el primero ni el último carácter del nombre).
  • No hay distinción entre minúsculas y mayúsculas.
  • Las longitudes máximas y mínimas de un nombre de dominio son:
    • Para los dominios de segundo nivel, un máximo de 63 y un mínimo de 3.
    • Para los dominios de tercer nivel, un máximo de 63 y un mínimo de 2.

Y el mejor consejo de todos: hay que tomarlo con calma y no decidirse por el primer nombre de dominio que se nos ocurra, a no ser que sea perfecto, claro.